jueves, 12 de noviembre de 2015

Querella y La Tercera

Ayer en Punta Arenas se declaró admisible una querella por un supuesto tráfico de influencias que yo habría ejercido para favorecer a mi padre en la venta de un terreno. Que se declare admisible un escrito significa que cumple con los requisitos de forma para ser evaluado y analizado en su mérito de fondo por el juez. Ante esto, el medio "La Tercera" me preguntó mi opinión, la que entregué como se puede ver en la foto adjunta. Sin embargo en la publicación digital del medio señalado, y en su versión impresa para regiones (no así en la Metropolitana donde si consignaron mi declaración), publicaron que "Boric en tanto, no pudo ser contactado".

Yo he señalado explicítamente que los funcionarios públicos y en particular los parlamentarios tenemos que estar disponibles para el más severo escrutinio público y yo por cierto lo estoy. Y lo estoy por la convicción que tengo en que la labor pública debe ser ejercida con plena transparencia, y también porque tengo la tranquilidad que no solo no he realizado ningún acto reñido con la ley (mínimo), sino que además no he realizado acción alguna en contra de mis principios éticos.

No está demás señalar respecto del caso en particular que no he realizado ningún tipo de gestión, de ninguna característica, para favorecer o incidir en el desarrollo de éste. En todo caso, sobre lo anterior, mi opinión es jurídicamente irrelevante, y son los tribunales los que tendrán que esclarecer el asunto.