miércoles, 17 de octubre de 2018

Licencia y salud mental

Estimad@s:
En 1er lugar escribo para agradecerles todas las muestras de apoyo desde el último mensaje. He sentido el cariño, aprecio y preocupación lo que ha sido sumamente reconfortante. En 2do lugar, y para evitar especulaciones de las que irresponsablemente se han hecho eco unos pocos medios, quiero contarles brevemente en que ha consistido este proceso. Desde chico fui diagnosticado con un Trastorno Obsesivo Compulsivo que durante muchos años naturalicé y mantuve a raya a punta de tratamientos intermitentes. La presión de la pega, sumado a mi irresponsabilidad de tratar este tema con seriedad y continuidad hizo que el TOC interfiriera mi vida cotidiana.
Para los que no lo conocen, el TOC es una enfermedad que consiste en pensamientos sumamente invasivos, que obligan a realizar determinadas acciones repetitivas contra las cuales es difícil luchar. El TOC no es sencillamente ser ordenado, muy preocupado por la limpieza o la caricatura que últimamente han hecho algunas películas. Es una batalla permanente con la mente, que puede afectar la vida cotidiana y que es muy desgastante. Afortunadamente también tiene solución  Hoy en Chile (y en el mundo) mucha gente tiene TOC u otras enfermedades mentales y no lo sabe o le da vergüenza asumirlo por el prejuicio que implica en la sociedad. 
Tenemos que hablar más de salud mental en Chile! Espero poder ser un aporte en este debate y ayudar a visibilizar el tema, porque si bien estas enfermedades no se ven como una fractura ni sangran como un corte, están ahí y se pueden enfrentar.
En concreto, durante las últimas dos semanas estuve de manera voluntaria en el Hospital Psiquiátrico de la Universidad de Chile para mejorar sustantivamente el tratamiento del TOC. Y afortunadamente me fue bien, me dieron de alta y estaré con licencia un par de días más para ir retomando progresivamente la pega que tanto me hace sentido, por Magallanes y para contribuir a que nuestro país sea un lugar más justo para vivir, especialmente para l@s desplazados, l@s marginados, l@s que no vemos.
Quiero terminar agradeciendo a las y los funcionarios del Hospital Psiquiátrico Universitario de la Universidad de Chile, por su profesionalismo y siempre buena disposición, más allá de que en los últimos días estén en una justa movilización por reivindicaciones laborales, durante la cual han mantenido turnos éticos, siempre estuvieron presentes. Mi más profundo respeto y apoyo a ellos y ellas.
Durante los próximos días me iré poniendo al día para aportar desde el lugar que me corresponde.
Por lo pronto, solo tengo sentimientos de agradecimiento. A mi familia, a mi equipo, a mis amigas y amigos y como decía en un comienzo a tod@s quienes me han enviado buenas vibras.
Con la esperanza intacta,
Gabriel

10 comentarios:

Unknown dijo...

Me alegro mucho de que te estés recuperando de a poquito. Ánimo y paciencia. Se te necesita en la política. Un abrazo.

Unknown dijo...

Que felicidad saber que estás de vuelta! Abrazos y vamos de a pipoqui

Unknown dijo...

Poquito

RFox dijo...

No mucho.

Unknown dijo...

Don Gabriel.
En primer lugar felicitarlo por su transparencia.
Algo que me llama la atención sobre el tema es la falta de problematización como tema social y político.
Pero no solo del trabajo psiquiátrico de ayudar al paciente a mejorarse para insertarse exitosamente en el sistema.
Es el sistema que enferma a las personas el que debe ser cuestionado. Me parece totalmente insuficiente que la discusión política sobre salud mental gire en torno al presupuesto para atender más gente, y no sobre el por qué tanta gente se esté enfermando.
Y no sólo las personas, también están enfermos los animales por la convivencia con el sistema humano, las plantas y todo el planeta. Estamos enfermos como las gallinas en las fábricas de Súper Pollo. Qué salud mental puede darse ahí.
El enfoque de la salud mental es una buena ayuda para aprender a convivir con la enfermedad, pero es necesario un enfoque más amplio, en que es la sociedad la que debe aprender a vivir saludablemente en la tierra.

Roger dijo...

Tambien quiero felicitarle por su transparencia y su honesto comentario. Le admiro de lejos, desde California. Le espero lo mejor en su tratamiento. Usted siempre va a ser un buen modelo y portavoz.

Un saludo y abrazo,
Roger Emanuels

Unknown dijo...

Grabiel, permíteme hablarte como compañero. Hoy es necesario que estes presente, por el puesto que te toca usar y por la relevancia que tienes en los medios, tu opinión es de peso y al poder le molesta. Espero que te recuperes pronto y que estes de vuelta con todo el impetu que requiere la voz por los que no son escuchados y necesitan ser escuchados. Espero que esta experiencia les sirva a muchos más. Un abrazo

Gianna dijo...

Gracias por hablar abiertamente del toc. A veces prefiero las caricaturas (en Netflix "Toc toc " en TV "Mejor imposible") para demostrar que este trastorno neuropsiquiatrico no es un atado de *mañas * sino una enfermedad que trae mucho sufrimiento.
Al hablarlo tú, lo integras al discurso social y sale del estigma mental al que se lo ha relegado.
Atte.
Hay vida más allá del Toc

Anónimo dijo...

Me tome la libertad de escribir una reflexión acerca de ti. Espero que lo que leas, sientas que viene desde una intención positiva y de gratitud.Ayer 24 de octubre estaba comenzando a ver el programa de paulsen en cnn y pude escuchar toda tu entrevista, sin saber que lo iba a hacer. Y lloré de emoción porque he pasado y paso por lo mismo que tu. Mi situacion es distinta pero a la vez igual. Lo que te agradezco, es que a partir de una reflexion tuya, pude tener un insight personal, una suerte de claridad con respecto a mi misma. Hablaste de que hay 1500 siquiatras y el 1% es siquiatra infantil. Estamos desde chicos condenados a no saber que tenemos y ser miserables cuando adultos. Ahora yo se, luego de años de adicccion y terapia,que yo fui una niña deprimida. Sufri muchos traumas,jamás de niña recibí tratamiento serio (mi familia tiene los medios economicos para pagar todo en forma particular pero no habia nada a donde recurrir a los 8, 12, 15 años) luego tuve un consumo prolongado de casi 15 años que destruyo todo. Ahora me levante y vivo bien.
Y te agradezco que seas tan abierto con esto. Porque anoche, sin saberlo, me diste una idea, un momento de felicidad y satisfaccion.
Y tenias razon, al contar el motivo de tu licencia, de forma elocuente y natural, me sentí mas normalizada, tranquila por como soy, incluso senti un cierto orgullo.
Muchas Gracias

E.L. Lobo. dijo...

Hola..
Feliz de enterarme que un compatriota supera una dolencia compleja...no es simple ni común...se requieren algunos atributos infrecuentes para lograrlo, eso es bueno y me alegra, por Ud., su familia, sus electores y la clase política sana y trabajadora...

Permiso..una opinión fuera del tema principal de esta Bitácora...

En fecha reciente se polemiza por su visita a un reo fugado en Europa...se grita con miedo que Ud. es un atrevido que atenta contra el sistema judicial y a daña a sus compatriotas...
Pero....

¿alguien se preguntó porque las instituciones europeas (Francesas) niegan la solicitud de la justicia nacional ?

Desde mi punto de vista es por una razón simple, clara y convincente...

La solicitud la sustenta un grupo político con un pasado, presente y futuro nefasto, son de los pocos políticos nacionales que QUIEREN representar a un gobierno Genocida y Ladrón...

No logran comprender el significado de el termino político "PINOCHET" en Europa...toda persona medianamente informada comprende que representa una tiranía sangrienta y ladrona...y resulta difícil de comprender que un ser pensante le de sustento al método político criminal de un militar asesino y ladrón.

La respuesta más respetuosa posible a los delirantes alaridos de los defensores de los crímenes, torturas, desapariciones y latrocinio sin limita de los militares golpistas...es simplísima..

La culpa de por qué las instituciones FRANCESAS no aceptan las solicitudes nacionales es porque la piden los defensores de gobiernos asesinos y ladrones...

La UDI se enorgullece de su pasado y así les va.