miércoles, 14 de mayo de 2014

Argumentación en votación artículo 1 de la Reforma Tributaria

Estimad@s, comparto con ustedes mi argumentación respecto de la discusión del artículo 1ero del proyecto de reforma tributaria. El texto que les presento contiene mi intervención en el debate parlamentario a la que incluí respuestas a algunos cuestionamientos que he recibido por mantener mi postura de rechazar este artículo debido a la negativa del gobierno de separar la votación. Quedo atento a sus críticas y comentarios. Un abrazo.


-------------------------------------------------

Con un grupo de diputados hemos conversado y respaldado la iniciativa que presentó, en tiempo y forma Giorgio Jackson para dividir la votación de varios artículos, pero en particular del artículo 1ero en relación a la disminución del impuesto de segunda categoría para el tramo de más altos ingresos de un 40% a un 35%.

Ayer, voté la idea de legislar porque creo profundamente en la necesidad de una reforma tributaria estructural. Tengo diferencias con algunos aspectos de esta reforma, pero especialmente con sus omisiones. Lo he dicho anteriormente, que no se toque el IVA, impuesto regresivo por excelencia, pero por sobre todo, que no se toque específicamente a la gran minería, que con la complacencia de nosotros se llevan nuestro cobre, que no volverá, me parece mal. Pero ok. Estoy conciente de que si bien esta no es la reforma que me gustaría, es un avance.

Pero lo que no estoy dispuesto a aceptar, es la disminución, desde mi punto de vista injustificada al impuesto de segunda categoría para quienes se encuentran dentro del tramo más alto de ingresos. El mismo ejecutivo, al excluir de esta rebaja a las autoridades de gobierno y a los parlamentarios, señala que sería impresentable que se le bajen los impuestos a quienes reciben remuneraciones por sobre los $6.000.000 mensuales. ¿Pero por qué esta lógica aplica para las autoridades pero no para los gerentes? Se argumenta que es porque el pago efectivo de impuesto aumenta al aumentar la base imponible mediante la eliminación del FUT y el cambio de la base imponible de percibida a devengada. Pero esto es sólo cierto para quienes son parte de sociedades. Se responde que la gente que gana altos salarios y que no tiene sociedades es marginal. Pero frente a esto cabe la pregunta de fondo. ¿Por qué 35% y no 40%? La carga tributaria en nuestro país es particularmente baja, y un debate respecto del total de tramos exentos, y de cuánto porcentualmente es lo que deben pagar quienes pagan, es necesaria, y con la forma en que se presenta la votación (como un paquete y no separada), ésta se hace imposible.


La Nueva Mayoría votó en contra de este mismo punto en el ajuste tributario promovido el año 2012 por Sebastián Piñera. Es cierto que en ese ajuste no se proponía eliminar el FUT, pero el argumento contra la disminución al tramo más alto era el mismo. En la Comisión de Hacienda escuché al diputado Aguiló y al mismo presidente de la Comisión de Hacienda diputado Lorenzini, argumentar fervientemente en contra de esta rebaja. Presionemos juntos para que se vote por separado. La mayoría de quienes forman parte de la Nueva Mayoría no está a favor de este punto.

No nos vamos a someter a la política del mal menor. Yo estoy de acuerdo con eliminar el FUT, estoy de acuerdo con aumentar los impuestos a las empresas, estoy de acuerdo en aumentar las atribuciones del Servicio de Impuestos Internos. Estoy de acuerdo en definitiva con la necesidad de una reforma tributaria estructural. Pero no nos obliguen a votar estas medidas que apuntan en la dirección correcta junto con una rebaja impositiva al tramo de más altos ingresos a mi entender injustificada. De ser así, me veré en la obligación de rechazar este artículo.

Y no nos vengan con el chantaje del mal menor. Menos con la amenaza de que "si no estás conmigo estás con la derecha". Tengo la tranquilidad de que nuestros motivos, en relación a quienes históricamente han defendido los intereses de los más privilegiados, son distintos. Es este chantaje, el que precisamente mantuvo maniatada a la izquierda durante 20 años. No lo vamos a aceptar más. La política chilena no es binominal. No es Nueva Mayoría o Derecha. Habemos quienes, humildemente, representamos fuerzas emergentes que no se sienten representadas por estas coaliciones y vamos a hacer valer nuestra voz en este Congreso.

Para finalizar, hago un llamado al gobierno a recapacitar la forma de esta votación. Tienen los votos para mantener el corazón de la reforma, la eliminación del FUT y el aumento a las empresas. No amarren estas buenas medidas a una disminución con la que la mayoría no concordamos, aunque no todos puedan expresarlo.





6 comentarios:

Cristian Sánchez León dijo...

Ese fue una especie de guiño para tranquilizar a grandes accionistas y empresarios... no sirvió de nada... y si bien el monto que se recauda no es tan alto, fue un autogol del proytecto

Anónimo dijo...

dicen ser diferentes de la derecha, quienes son excelentes para favorecerse a ellos mismos.

la nueva mayoria y anterior concertación hacen lo mismo, es cosa de ver sus propios escandalosos sueldos.

Claudia Hormazabal dijo...

La base imponible no solo aumenta por la eliminación del FUT, sino por todas las inversiones en otras instrumentos financieros que mantienen y pueden mantener aquellos que tienen mayores ingresos, ya que bajo el criterio de renta percibida, mientras las utilidades de sus inversiones no fueran retiradas, no pagaban impuesto, ahora bajo renta devengada, todas inversiones pagarán impuesto. Así que en realidad a aquellos que tienen mayores recursos no se les está favoreciendo al bajar la tasa de un 40 a un 35%, ya que si antes pagaban 40% sobre 100, hoy pagarán 35% sobre 1000.

Jorge Yutronic dijo...

pienso que el problema no es que ganen mas de 6 millones; quieren gravar a los ricos?, que paguen impuestos por artículos de alta gama, impresiona ver la cantidad de autos sobre 50 millones de pesos en los usados, graven las cirugías cosméticas y viajes en primera clase, no es pecado ganar dinero , el asunto es q mas podamos hacerlo. la mineria dando limosnas y con fundaciones la saca claramente barata, por lo que creo que debe tratarse en algo mas q el pago de tributos, el daño ambiental q afecta colateralmente, se va a acabar la mineria y que nos queda, solo la silicosis del pueblo.

Patricia Aguila C dijo...

Felicitaciones , solo la gente que entiende el problema de fondo , que esta comprometida por la causa de los pobres , que no es demagogo y que tiene la convicción que debe ser consecuente , es capaz de , poner de manera pragmática y sin tapujos ni conflicto de interés , las verdaderas consecuencias de una Reforma que la pintan feroz pero que es una ovejita y que otros le dan la connotación de revolucionaria sabiendo que no lo es .
IVA , Royalty, Patrimonios publicos privatizados ,riqueza acumulada , dentro del sistema neoliberal , son la verdadera enfermedad .
Bajar la tasa de un 40 a un 35 es una burla , consideremos que la mayoria de estas rentas son de socios que ya tienen el crédito del retiro de utilidades y los que no lo son , tienen grandes beneficios para recuperar atraves de inversiones como el 57 bis , APV , depósitos convenidos , compra de rentas privadas , etc .
Ósea esto me hace tener esperanza en aunque sea 2 políticos ... Gracias lo necesitaba

Gonzalo Harismendy dijo...

Gabriel, comparto contigo que la reforma tributaria quedó corta, se extraña la propuesta de cobrar un impuesto al patrimonio.

El hecho de que una rebaja del IVA no haya sido incluida va en contra de uno de los objetivos de la Reforma, que es recaudar más. Si se baja el IVA, el Estado pierde muchos ingresos, la gran mayoría de la plata del erario nacional viene de este impuesto.

En segundo lugar, no se incluyó el Royalty minero debido a la invariabilidad tributaria de la que goza el sector, que se extendió hasta el 2022 con la reforma que hizo el gobierno de Piñera después del terremoto.

La disminución del impuesto de segunda categoría al tramo mas alto, no es para dejar contentos a las grandes fortunas, es para no generar distorsiones como ocurre hoy en día. Por ejemplo, un empleado que gana 7 millones le van a cobrar una tasa de 40% de Global Complementario, mientras que el señor Paullmann solamente paga un 20% debido a que tiene una infinidad de mecanismos para eludir el pago del 40%.

Además, se aumenta la base y se baja la tasa. Te dejo el ejemplo del economista Agostini.
"Si alguien gana 1000 de los cuales 400 están exentos y la tasa es de 20% por el ingreso no exento, pagaría 120. Si ahora le bajamos la tasa a 15%, pero ya no tiene 400 exentos pagaría 150, o sea, más que antes, a pesar de la baja en la tasa. Esta reforma hace eso, aumenta la base y baja la tasa máxima, con lo que el impuesto al ingreso se hace más progresivo y no menos”.

En general, es una buena Reforma pero queda corta para todas las necesidades que tiene el país.

Saludos.