miércoles, 1 de julio de 2015

Interpelación a permitir discutir proyecto de rebaja de sueldos

Estimad@s, comparto con ustedes la intervención que hice hoy interpelando a diputadas y diputados a aprobar proyecto de acuerdo para ponerle urgencia a nuestro proyecto de ley que propone la reducción de la dieta parlamentaria. Desgraciadamente, pese a que varios nos apoyaron, no logramos la aprobación. Me da rabia, impotencia ver como perdemos oportunidades para recomponer el vínculo entre política y ciudadanía. La derecha y parte de la Nueva Mayoría siguen empeñados en hundir el buque. Necesitamos fuerza nueva.

Con la esperanza intacta 


-------------------------------------------------

Cuando hace más de un año junto con Giorgio Jackson presentamos el proyecto de ley para reducir la dieta parlamentaria, muchos nos acusaron de "populistas", de "hijitos de papá que no entendíamos nada de política", y que hacíamos esto "para la galería". Entonces los escuchamos silentes, pero con la convicción de que para recuperar la confianza que ya entonces se encontraba debilitada entre política y ciudadanía, era necesario hacer gestos políticos claros, que era inaceptable que por el solo hecho de ser parlamentarios pasáramos a formar parte del 1% más rico del país, y que no podíamos estar hablando contra la desigualdad si a fin de mes recibimos una remuneración que supera en más de 40 veces el sueldo mínimo. Algunos retrucaron que si no queríamos ganar lo que ganábamos, lo donáramos a alguna institución de caridad, que si no lo hacíamos éramos inconsecuentes. No entendieron entonces que esto no se trataba de actos personales de desprendimiento (más allá de tanto Giorgio como yo entregamos gran parte de nuestros sueldos a nuestras respectivas organizaciones porque creemos en los proyectos colectivos), sino de actos institucionales, de establecer que es inaceptable que en el parlamento tengamos condiciones de privilegio que no separan irremediablemente de quienes representamos.

¿Y qué es lo que proponemos? Nada del otro mundo. Nuestra propuesta consiste en desanclar el sueldo de los parlamentarios de la Constitución y fijarle un límite máximo de 20 sueldos mínimo, lo que de aprobarse, implicaría una reducción del orden del 50% en nuestras dietas.

Algunos dicen que esta no es una buena idea porque volvería a los parlamentarios susceptibles de ser corrompidos. Me imagino que después de los casos que públicamente hemos conocido, ese argumento además de caer por su propio peso, avergüenza a quienes lo esgrimieron.

Y cómo no legislamos para la galería, cumplido un año de la presentación de este proyecto, y considerando que había pasado el año entero durmiendo en la Comisión de Constitución sin ser puesto en tabla, junto con Giorgio y otr@s parlamentari@s presentamos un proyecto de acuerdo para solicitar a la presidenta que le ponga urgencia a este proyecto de ley con el objetivo de que podamos dar el debate sobre el fondo del asunto en el parlamento.

Pueden discrepar del contenido del proyecto. Pueden haber formas mejores de cumplir el objetivo propuesto. Los montos pueden ser objeto de debate. Pero lo que no podemos permitirnos es que por desidia, por temor, o ya por abierta negligencia, dejemos pasar una nueva oportunidad para comenzar a recomponer las confianzas en las que se funda el trabajo de cualquier órgano de representación popular.

Pueden ver el texto del proyecto de acuerdo en este link

Para ver el texto del proyecto de ley al que hace referencia el proyecto de acuerdo haga click aquí




15 comentarios:

Felipe dijo...

Lo felicito maestro. Yo el ultimo tiempo creo en ti, demuestras tezon y alevosía para expresar tus convicciones. Te felicito de verdad, por las ganas, por el camino ideologico que transmites y sobretodo por darnos una esperanza en las nuevas generaciones. Eso

Katerina paredes flores dijo...

Si todos los políticos pensaran así, tendríamos un mejor país, más unido y menos desconfiado

Miguel Cortes dijo...

Gracias por la iniciativa. Como observación, me impresiona la cantidad de diputados que fueron a votar (incluso aquellos con muy baja asistencia al congreso). Parece que hay que tocarles el bolsillo pa' que se muevan :@

Priscilla Esquivel dijo...

Excelente idea, estas personas no entienden que están para servir a la gente, no para llenarse los bolsillos de dinero. Ojala los demás pudiesen entender eso. Ánimo y sigue así!!!

Felipe Bastias dijo...

Siempre me han llamado la atención las abstenciones... porqué si les pagan por decidir se abstienen... que idiotez.

Anónimo dijo...

Fuerza Gabriel, que la lealtad a tus valores y convicciones sean más fuertes que los tropiezos por culpa de parásitos e inconsecuentes que tienen un puesto de influencia y de opinión en nuestro amado Chilito.

Un Abrazo, y hay muchos que estamos con tigo

Marietta de la Fuente dijo...

Fuerza Gabriel, te escuchamos con esperanza e ilusión, eres el único que merece nuestro respeto, la tarea es ardua y dura, pero no estás solo, cuentas con el apoyo de una gran número de personas que te ve distanciarte de la típica actitud inconsecuente de tantos parlamentarios, la lealtad a tus convicciones y valores te hace grande ante nuestros ojos, sigue así y gracias por ser la voz de quienes somos invisibles ante este gobierno.
Un abrazo de una profesora en paro.

Anónimo dijo...

No voté por ti porque hace tiempo dejé de creer en las palabras de los políticos, pero tu actuar ha cambiado mi opinión. Hay cosas que no comparto plenamente contigo pero tu consecuencia es digna de admiración, sobre todo en estos tiempos, una lástima pues siendo que debería ser algo normal hoy es una virtud escasa y por ello valorable.
Ojalá no te alejes de la política pues eres necesario y somos muchos los que esperamos que cumplas luego los 35... para las presidenciales. ;)

Cristina Mansilla dijo...

Bien hijo, continúa con la esperanza intacta, de una u otra manera tienes mucha gente esperanzada. Abrazo.

Anónimo dijo...

Me emocionan tus palabras...me hacen creer que podemos lograr un verdadero cambio, un cambio liderado por personas con convicción y por sobre todo con consecuencia. Adelante a no decaer que detrás de tus ideales estamos nosotros, los anónimos, que de una u otra forma sostendremos tus luchas. Un abrazo desde Atacama

Anónimo dijo...

Estimado, como ciudadana que me cuesta ganarme las lucas, y que trató de hacer mi pega con rigor, esta gente que dice representarnos me parece un insulto. Por favor no claudique en su tarea, que detrás de usted hay muchos como yo, enrabiados, hastiados, y asqueados de la clase política y quienes los financian. Mientras tanto seguimos trabajando, porque tenemos responsabilidades y somos conscientes de que nuestros hijos seguirán nuestro ejemplo... Honrando los valores que se nos han entregado. Compañero, cuente conmigo, anónimamente estaré poniendo todas mis capacidades para hacer un Chile mejor, desde el sur, como muchos compatriotas, y como usted desde su rol. Que la fuerza te acompañe!

Giova Jaramillo dijo...

Te sigo y admiró profundamente, gracias por empatizar y luchar por los q no tenemos influencias! Confió y depósito mis sueños. Mi hambre d un chile más justo! Gracias Gabriel!

Carolina Bustos dijo...

Siga adelante con fuerza y convicción. Si no es hoy, ya se podrá, pero has logrado instalar el tema y el debate. Ánimo y no retroceda.

MAKAIN dijo...

Gracias por dar a conocer una informaciòn tan importante, pero que no se nos olvide quienes son los traidores a la Patria, quienes nos ven como basura que se puede pisotear una y otra vez.

Anónimo dijo...

Gabriel. Muchas gracias por lo que estas haciendo. Por acercar la política a la gente de una manera mas cotidiana. Siento que tus palabras son verdaderas y que haces esto porque nace de tu corazón. Porque es parte de tu esencia de establecer justicia. Que luchas por los hechos injustos y no por el odio a los demás. Eso es honorable.