sábado, 29 de agosto de 2015

Frente a cambios en el gobierno regional

Hace un par de días critiqué públicamente el que el gobierno regional hiciera cambios de directores de servicio y seremis sin hacer ningún tipo de evaluación ni menos un debate público de cuáles son los objetivos a impulsar por estas reparticiones. Lo anterior a propósito de la solicitud de renuncia a la Seremi de cultura Elena Burnás y su reemplazo por el hasta entonces director regional del SENAME Gonzalo Bascuñán.

Yo no pido que me pregunten a mi a quién poner o quien sacar, No soy parte del gobierno y no me corresponde. Lo que pido es que antes de hacer reemplazos hagamos evaluaciones serias respecto de qué queremos hacer con estas instituciones. Por todos es sabido que el SENAME tiene muchos problemas. En Magallanes se cerraron los Planes de Prevención Comunitarios (PPC) que habían sido altamente valorados sin dar explicación alguna, dejando a decenas de niños y familias beneficiados por estos planes a la deriva. En el Centro Privativo de Libertad (CPL) de Río de los Ciervos, los chicos estuvieron 2 meses en invierno sin agua caliente, y no existe claridad de que los programas de reinserción estén sirviendo para algo. Y hace poco el Hogar de niños Ignazio Sibillo, transversalmente reconocido por su labor, fue amenazado con cortarle los recursos por una decisión burocrática que hubo que pelear duro para revertir. Qué decir de la movilización que llevaron adelante los funcionarios del SENAME por las condiciones indignas y hacinadas en que realizan su labor. Y pese a todos esto problemas, su director regional es transferido a cultura sin examen alguno sobre su desempeño e la institución, lo que inhibe tener una hoja de ruta para quien sea su sucesor.

Y en Cultura, un espacio tan importante para la sociedad, se despide a una mujer con amplia y reconocida trayectoria que estaba llevando adelante interesantes iniciativas, también sin ninguna explicación relacionada con su gestión y propuestas para el área.

¿Y saben lo que responde la Nueva Mayoría a estas críticas por medio de su vocero regional Claudio Haro?

1-. Esto pasa en todo los gobiernos.
2-. El problema del SENAME viene de gobiernos anteriores.
3-. Boric vota con la derecha.

Es lamentable que en Magallanes la Nueva Mayoría utilice al Estado para darle pega a sus operadores políticos, sin convicciones, proyectos ni propuestas (a diferencia de lo que ocurre en otras áreas como trabajo o energía, con cuyos representantes en el gobierno las diferencias se pueden discutir fraternalmente y de frente). Y más lamentable aún resulta que quien defienda estás prácticas sea el Partido Comunista, que durante años criticó lo mismo que hoy avalan.

Necesitamos nuevas fuerzas en política. No para entrar en la indigna repartija de cargos, sino justamente para erradicar estas lógicas y volver a poner a la política y al Estado en función de la sociedad.

Pa allá vamos, con la esperanza intacta.