martes, 4 de diciembre de 2012

Discurso ante la Asamblea General de la ACES (Diciembre 2011)


Asumimos la FECh a fines de Diciembre del 2011 y el año comenzaba intenso. Uno de los grandes desafíos que nos habíamos propuesto como nueva conducción de la Federación era trabajar para recomponer los lazos entre los estudiantes universitarios y secundarios, que después de las grandes movilizaciones del año que acababa, que habían sido protagonizadas mediáticamente casi exclusivamente por los dirigentes de la educación superior universitaria, habían quedado tremendamente deterioradas.

Existía dentro de los compañeros secundarios una legítima desconfianza hacia nosotros, pues sentían que habían sido dejados de lado, y que sus demandas, que tambien formaban parte importante del movimiento estudiantil, no habían sido tomadas en cuenta. A esto se sumaba el hecho de que muchos estudiantes de enseñanaza media habían perdido el año, mientras que los universitarios habíamos logrado, después de un arduo debate, terminar el semestre con clases incluso hasta Marzo.

En este contexto, y con la convicción de que solo en unidad podríamos avanzar frente a un gobierno que preparaba una ofensiva tanto en términos comunicacionales, como políticos y represivos, fue que decidimos que una de nuestras primeras actividades sería asistir a la presentación de la Propuesta Educacional de la Asamblea Coordinadora de Estudiantes Secundarios (ACES), para entregar nuestro saludo desde una postura autocrítica, pero concientes también que la reflexión respecto de los errores y aciertos del 2011 era algo que debía ser realizado en conjunto, por lo que por lo mismo, la autocrítica debía ser compartida.

Al comienzo, arreciaron las pifias, pero creo que fue un momento importante que permitió dar comienzo a una nueva relación entre dos actores cuya unidad era requisito fundamental para seguir luchando por una educación pública, gratuita y de calidad.

Aquí el video de la intervención